Seguro que ya ha oído hablar del término «Internet de los objetos» (IoT) y de su impacto en nuestra forma de vivir y trabajar. Pero, ¿qué significa realmente ese término y cómo afectará a nuestra vida cotidiana?

Antes de seguir adelante, definamos qué significa realmente el «Internet de los objetos». En primer lugar, IoT es la idea de conectar cualquier dispositivo que pueda conectarse a Internet o a otro dispositivo. Y lo de «cosas» en el «Internet de las cosas» es cierto. Cualquier objeto, desde los teléfonos inteligentes hasta las lavadoras, pasando por las lámparas, los dispositivos vestibles o los frigoríficos, tiene el potencial de conectarse a Internet o a otros dispositivos. Todas estas conexiones (que pueden incluir a las personas) forman una gigantesca red, y de eso trata el «Internet de los objetos».

Posibles amenazas a la seguridad

Aunque parezca que el Internet de las cosas va a ayudar a mucha gente en su vida personal y profesional, tiene sus retos. La seguridad es un gran problema que debe ser evaluado y estudiado cuidadosamente. Si miles de millones de dispositivos están potencialmente conectados entre sí, ¿cómo puede alguien mantener su información privada a salvo?

Según un informe de Ernst & Young, en 2020 habrá más de 20.000 millones de dispositivos conectados de forma inalámbrica. El informe también sugiere que el IoT causará más problemas de seguridad debido a sus múltiples puertos de entrada y múltiples sistemas. Hay tantas formas potenciales de atacar que a los atacantes les resultaría bastante fácil encontrar resquicios para entrar en cualquier red.

Entonces, ¿dónde se encuentran estas vulnerabilidades?

Computación en la nube

Computación en la nube

No hay muchos usuarios conectados que no hayan oído hablar de cosas como Dropbox, o incluso Google Drive, que facilitan las soluciones de almacenamiento. Sin embargo, una gran comodidad conlleva grandes riesgos de seguridad. Por desgracia, algunos usuarios y organizaciones están descubriendo demasiado tarde que sus propios estándares de seguridad podrían no ser los mismos que los de la nube.

El informe de Ernst & Young afirma que se producirán tantos datos que los servidores de almacenamiento tendrán que estar protegidos y actualizados todo el tiempo. Además, hay más riesgos al comunicar constantemente información sensible y personal, por lo que cualquiera que reciba y transmita datos debe tomar precauciones adicionales.

Dispositivos móviles

Dispositivos móviles

Los dispositivos móviles ya han causado bastantes dolores de cabeza a los profesionales de la informática, ya que fue uno de los primeros casos de IoT. No importa si su dispositivo móvil es seguro; todo lo que se necesita es un dispositivo vulnerable, y puede llegar a ser prácticamente imposible parchear las vulnerabilidades de todos los dispositivos. Cuantos más dispositivos tenga conectados, más fácil será para un atacante descubrir las vulnerabilidades de sus dispositivos. No sólo eso, sino que las aplicaciones móviles están abriendo nuevos riesgos. Cuantas más aplicaciones tenga en su dispositivo móvil, más probable es que estas aplicaciones puedan contener agujeros de seguridad o incluso código malicioso.

Infraestructura

Infraestructura

Cada vez son más los sistemas tecnológicos operativos que cuentan con direcciones IP a las que los usuarios pueden acceder de forma externa. Las amenazas cibernéticas no sólo provienen de los sistemas de back office, sino que se están filtrando potencialmente en las infraestructuras críticas, como los sistemas de transporte, la generación de energía y otros sistemas de automatización.

Conclusión

Aunque el «Internet de las cosas» ha abierto realmente las puertas a todo un nuevo mundo de posibilidades, nuevos problemas de seguridad amenazan con descubrir vulnerabilidades. Para mantener la seguridad de toda la información, los individuos y las organizaciones deben responsabilizarse de la protección de la información sensible. Cuantas más medidas preventivas se tomen, más equipados estarán a la hora de hacer frente a una posible violación de la seguridad.