Las civilizaciones han utilizado los suelos de madera durante siglos. Irradian estilo, comodidad y calor de una manera que otros materiales no pueden. Puede conseguir un aspecto tradicional o moderno con el revestimiento de madera. Los modernos productos para suelos de madera ofrecen un gran número de opciones para ello.

Teniendo en cuenta que la naturaleza determina los patrones y colores de la madera, su instalación puede ser única. Además, tiene una amplia gama para seleccionar desde las importaciones de madera de diferentes partes del mundo. Además, también puede descubrir un gran número de opciones de madera artesanal para su casa.

Contenido

Tipos de revestimiento de madera dura

Mientras que la madera maciza imparte una belleza tradicional y natural, la madera de ingeniería ofrece resistencia al agua y una mayor fuerza sin poner en peligro la estética. El material adecuado para su piso de madera dependerá de su plan de presupuesto y la necesidad específica.

Suelos de madera maciza

La tarima de madera maciza es simplemente un revestimiento de suelo formado por tablas hechas de una sola pieza de madera resistente. Los tableros son fuertes y tienen una densidad de 18-20mm. Entendemos los suelos de madera maciza por su atractivo tradicional. Se puede lijar periódicamente para recuperar el aspecto pulido muchas veces en su vida útil. La madera fuerte proviene de árboles de madera como el arce, el nogal, el cerezo, la caoba o el roble.

Este tipo de suelo es bastante duradero, aunque el único inconveniente es que puede deformarse en condiciones de humedad. Las tablas de los suelos de madera maciza son más estrechas que sus equivalentes de madera elaborada. Se ofrecen tanto en gamas preacabadas como en bruto, sin acabar.

Suelos laminados

El revestimiento de suelo laminado está hecho de un producto sintético fabricado. Es una alternativa económica al revestimiento de madera maciza auténtica. Las baldosas laminadas se fabrican fusionando numerosas capas de tablero de partículas o núcleo de HDF. Tiene una capa inferior impermeable. La capa superior está hecha de una capa de madera genuina con una capa protectora transparente.

Los suelos laminados son los preferidos por su coste relativamente bajo y su fácil mantenimiento. Es fácil limpiar estas baldosas y son resistentes a los arañazos. Sin embargo, pueden hincharse en contacto con la humedad y astillarse rápidamente. Por este motivo, no son ideales para habitaciones con mucha humedad, como los baños y los lavaderos. No se pueden reparar los suelos laminados si se dañan y habrá que cambiarlos.

Para instalar el revestimiento de suelo laminado, primero se hace una especie de base y después se colocan las planchas. A esto le llamamos la técnica del «suelo flotante» y evita clavar las planchas. Una vez colocadas, las planchas no pueden deslizarse debido al método de unión y al peso general. Las baldosas laminadas se pueden hacer pegar o encajar.

Suelos de parquet

El revestimiento de parquet está formado por pequeñas lamas de madera. Éstas se colocan en un patrón de duplicación como un tejido de cesta, chevron y espina de pescado. En el caso de los listones de madera dura, el suelo tiene todas las ventajas de un suelo de madera. También es posible fabricar los listones con madera de ingeniería.

Las baldosas tienen una capa de malla en la parte inferior y pueden encontrarse tanto en las variedades incompletas como en las preacabadas. El parquet tiene exactamente los mismos inconvenientes que un suelo de madera. Se deforma con la humedad y no es apropiado para lugares como el baño.

Suelos de madera compuesta

Llamamos a los suelos de madera compuesta madera de ingeniería. La mayor parte de la madera elaborada es respetuosa con el medio ambiente. Los productores adquieren madera reutilizada o de árboles de crecimiento rápido para hacer este tipo de madera. También se utilizan restos de otros proyectos de madera.

Estas baldosas incluyen capas unidas químicamente con acabados protectores para proteger la madera de la humedad y los arañazos. La capa superior de la madera compuesta es madera auténtica. Por lo tanto, permite lijar y pulir para refrescar su aspecto.

Es fácil de instalar y puede clavarse, pegarse o encajarse. La madera de ingeniería es más sencilla de instalar que las opciones de madera maciza, pero es más duradera que los suelos laminados.

Revestimiento de bambú

Aunque no es una madera, hemos incluido el bambú porque es una excelente alternativa ecológica.

El bambú crece rápidamente y en numerosas partes del mundo. Puede estar listo para ser cortado en tan sólo 5 o 6 años, y los nuevos brotes crecen de los tocones casi inmediatamente. Estas características hacen del suelo de bambú una de las opciones más sostenibles para el revestimiento de suelos.

Las baldosas de bambú están formadas por fibras comprimidas a alta presión y temperatura. El bambú es naturalmente resistente al agua. Esta casa hace que el suelo maneje la humedad mucho mejor que otras maderas y laminados.

Revestimiento de corcho

El Quercus suber, comúnmente llamado alcornoque, también puede utilizarse para suelos. La corteza exterior puede recogerse cada 7-10 años, vuelve a crecer y puede recogerse de nuevo, lo que convierte al corcho en otra alternativa ecológica a los suelos de madera dura.

El suelo de corcho es apropiado si su requisito consiste en la insonorización. Aunque este suelo existe desde hace más de 100 años, ha experimentado un renacimiento debido a su respeto por el medio ambiente. Está disponible en más de 40 colores y varias formas, lo que lo convierte en una opción versátil.

El corcho está formado por células de aire que se encuentran a millones por pulgada cúbica. Estas células de aire les confieren hogares amortiguadores que facilitan el paseo. También atrapan el calor y funcionan como aislantes. Las baldosas son duraderas y resistentes a la humedad. También son biodegradables.

Las dos desventajas de los suelos de corcho son el desconchado y la decoloración. El producto puede desvanecerse con el tiempo y es difícil de restaurar. Debido a su textura blanda, los zapatos de tacón alto y las garras de las mascotas de la familia pueden astillar la capa superior produciendo abolladuras. Para salvaguardar la madera del contacto brusco, se puede añadir poliuretano a la capa principal.

Cómo cuidar sus suelos de madera

Puede mantener sus suelos de madera impecables y en buen estado si sigue estas sencillas acciones con regularidad:

Limpie regularmente

Mantener los residuos y la suciedad fuera del suelo es una rutina de mantenimiento importante. La suciedad puede causar arañazos cuando las personas y las mascotas caminan sobre ella. Por ello, la suciedad puede alojarse en las grietas y ser difícil de limpiar más tarde. Pase la aspiradora de forma rutinaria para evitar daños duraderos en su suelo.

Utilice un paño húmedo y limpie de inmediato en caso de derrames. Utilice sólo un paño algo húmedo. El producto húmedo puede provocar daños en las baldosas a largo plazo. Limpie con un paño seco para absorber la humedad recurrente. Evite caminar sobre su suelo de madera con los pies mojados o con zapatos húmedos.

Utilice el producto químico adecuado

Cuando utilice productos químicos, tenga cuidado de utilizar los ideales que no desvanezcan el color de su madera o la comprometan. Evite los productos químicos severos en todo momento. Cada tipo de suelo de madera cuenta con directrices sobre el tipo de producto químico a utilizar para la limpieza. Sígalas con diligencia. El uso regular de productos químicos en la madera puede conducir a la acumulación de manchas.

Evite los productos químicos que se anuncian para dar brillo a sus suelos. Los abrillantadores y pulidores añaden una nueva capa sobre las baldosas que al principio tienen buen aspecto, pero que poco a poco pueden ser perjudiciales. Dichos productos químicos no gestionan el desgaste y pueden acabar ofreciendo a sus suelos un aspecto rayado.

Retoque de forma rutinaria

Es imposible evitar los arañazos en su revestimiento de madera, por muy cuidadoso que sea. Los arañazos son una parte típica del desgaste y necesitarán retoques frecuentes. Utilice un marcador de manchas para obtener los mejores resultados en su procedimiento de retoque. Para evitar los arañazos siempre que sea posible, piense en utilizar almohadillas debajo de las patas de los muebles.

Cuando vea que su suelo está mostrando claros signos de desgaste, vuelva a pintar. El repintado incluye la reaplicación de una capa protectora superior y no requiere lijado. Por lo tanto, los daños importantes requerirán un lijado antes del repintado.

Conclusión:

Los revestimientos de madera no tienen edad y son elegantes. Levanta el aspecto de sus interiores fácilmente, y nunca pasan de moda. Está disponible en muchas opciones, es fácil de instalar y requiere un régimen sencillo. El revestimiento del suelo de madera puede ser costoso, pero merece la inversión.