alt

No hay nada como la madera natural para hacer que los espacios exteriores tengan un aspecto vivo y fresco. La madera queda especialmente bien en los cenadores, los muebles de jardín y los puentes. Pero, ¡ay! La madera también atrae a los hongos y las plagas, lo que hace que se pudra.

Si desea que su madera de exterior sea resistente a los insectos, las condiciones climáticas y los hongos, deberá tratarla con productos químicos específicos. Algunas maderas son más susceptibles a la putrefacción. Puede tomar el camino natural eligiendo aquellas maderas que son menos susceptibles a la putrefacción para que sus tareas de madera duren muchos años. En este post, presentamos diez tipos de madera que son más resistentes a la putrefacción.

Contenido

7 Maderas más resistentes a la putrefacción

Aquí tienes una lista de las maderas más resistentes a la putrefacción que puedes encontrar. Son gruesas, resistentes y, de hecho, tienen fibras tejidas de forma segura que hacen que la madera sea resistente al agua. El resultado es una madera resistente a la putrefacción que puede utilizar en el exterior sin preocuparse de que su madera se degrade rápidamente. Aunque estas variedades de madera son más caras, acaban siendo rentables a largo plazo gracias a su larga vida útil.

Teca

La albura de la teca, una de las favoritas de todos los tiempos, tiene un abundante color dorado miel y fibras tensas que impiden el paso del agua, por lo que es resistente a la putrefacción. Otro factor de la alta resistencia de la teca a la putrefacción son los aceites naturales que segrega y que mantienen a raya a los insectos. La teca puede ser áspera para las hojas de las herramientas y, por tanto, es difícil de trabajar. El elevado precio de la teca también es un factor disuasorio para utilizarla con facilidad.

Caoba

Esta madera es de color marrón rojizo y se oscurece con la edad. Una función especial de la caoba es que muestra «chatoyancy», un aspecto tridimensional e iridiscente cuando se corta con un método específico. El grado de resistencia a la putrefacción de la caoba varía según las condiciones de crecimiento de los árboles. Descubrirá que esta madera es realmente duradera y flexible para todos sus proyectos de carpintería. Sin embargo, esta variedad de madera es también bastante costosa.

Cedro español

El cedro español tiene la apariencia de la caoba con un color marrón rojizo. La madera segrega aceites naturales a través de bolsas que mantienen a raya a los insectos y la hacen resistente al agua. El cedro español tiene una baja densidad y es una madera blanda, lo que reduce su resistencia.

Roble blanco

El color marrón claro hace que esta madera sea una opción popular si se requiere una madera atractiva. Las tilosis que contiene el roble blanco producen una estructura de células cerradas que impide que la humedad se filtre en la madera. La resistencia al agua del roble blanco hace que lo prefieran los constructores navales y los propietarios de casas que necesitan un acabado de madera resistente para sus interiores.

Madera roja

El color rojo fuego de la secoya le confiere una excelente credibilidad. El nivel de resistencia a la putrefacción de esta madera depende de la edad del árbol. Los árboles más viejos tienden a ser más resistentes que los más jóvenes. Pero una desventaja de los árboles más viejos es que son propensos a agrietarse, lo que puede permitir la entrada de humedad y, por tanto, provocar la putrefacción. El servicio en este caso es utilizar un sellador adecuado o aplicar aceite de forma rutinaria a la madera.

Ciprés

El ciprés tiene un tono marrón muy claro, casi blanco. Puede presentar manchas de color marrón más oscuro. Al igual que la secoya, el ciprés también varía su nivel de resistencia a la podredumbre según la edad de los árboles, siendo los más viejos los más resistentes. El uso de un sellador hidrófugo puede aumentar la resistencia al agua de esta madera.

Compuestos resistentes a la putrefacción

Los compuestos son una clase de material que integra madera y productos artificiales y el producto resultante parece madera. Los compuestos de madera/plástico (WPC), por ejemplo, contienen fibra de madera, serrín y resinas termoplásticas. Algunos de estos compuestos incluyen material reciclado, pero en cualquier caso, todos son resistentes a la putrefacción.

Los WPC no presentan problemas y no son vulnerables a la compresión. Sin embargo, la baja densidad y los altos índices de expansión y contracción pueden causar problemas.

Además, no tienen una gran resistencia mecánica. Pero la principal ventaja de los WPC es su total resistencia a la putrefacción. Los WPC son mucho más baratos que la madera natural, por lo que hoy en día están ganando rápidamente atractivo como opción duradera y rentable a la madera habitual.

Factores para la putrefacción de la madera

Para evitar que la putrefacción se produzca en primer lugar, es necesario entender por qué se produce. Tan pronto como entienda por qué se produce, estará mejor posicionado para evitar que ocurra. Echemos un vistazo a algunos de los principales factores de la putrefacción de la madera.

El principal responsable de la putrefacción de la madera es un hongo. Las plagas también gravitarán hacia la madera, pero sólo lo harán si la madera está húmeda y se está pudriendo. Los hongos son los primeros en atacar, seguidos por las termitas y otras variedades de insectos que dañan la madera.

A los hongos que dañan la madera los llamamos hongos de pudrición. Los hongos son plantas que carecen de clorofila. Estos organismos no pueden fabricar su alimento porque necesitan la clorofila para ello. La humedad en la madera funciona como alimento para los hongos sin clorofila.

Condiciones favorables a la putrefacción

Hay cuatro condiciones que hacen posible el crecimiento de la podredumbre:

Humedad

El nivel de humedad de la madera debe ser como mínimo del 20% al 30% para que la podredumbre crezca. La madera, al ser permeable, absorbe el agua. Si la madera absorbe un exceso de agua, los hongos tendrán dificultades para respirar y no podrán sobrevivir, ya que se les corta el suministro de oxígeno. El uso de un medidor de humedad puede ayudar a controlar la madera y determinar el grado de humedad (la simple comprobación de la superficie puede inducir a error).

Oxígeno

Un hongo es un organismo vivo que necesita oxígeno para respirar. Sólo lo conseguirá si el nivel de oxígeno en el aire es de al menos un 20%.

Calor

La temperatura es otro factor que rige la presencia continuada de los hongos. La mayoría de los hongos se matarán a niveles de temperatura superiores a los 130 °F y se volverán inactivos si la temperatura cae por debajo de los 40 °F.

Alimentos

Si la madera está convenientemente cargada de humedad, los hongos no sólo utilizarán la madera como fuente de alimento, sino que prosperarán gracias al nivel de temperatura cálida y a la humedad.

Conclusión

Si elige la madera con cuidado, puede garantizar que obtendrá madera que no se pudra. La necesidad de que la madera no se pudra depende del lugar en el que vaya a encontrarla. Si necesita madera para interiores, entonces no tendrá que preocuparse por la putrefacción.

Sin embargo, incluso en interiores, hay lugares específicos como el área de la cocina (como debajo del fregadero) y en el baño donde existen situaciones que pueden promover la putrefacción en la madera. Por esa razón, usted requiere elegir su madera de acuerdo con el lugar donde la utilizará, y puede elegir cualquiera de las clases de madera que hemos destacado aquí para que la madera que utilice en sus tareas de carpintería dure mucho tiempo