Cuando se habla de diferentes tipos de superficie de madera, se señalan con frecuencia dos tipos, que son el aceite danés y el barniz de poliuretano. El primero es un extracto natural combinado con algunos aditivos, tanto naturales como sintéticos. El barniz de poliuretano es un producto sintético pero puede incluir también algunos aditivos naturales. Hoy en día, estos dos acabados desempeñan un papel considerable en el campo de la carpintería.

Cada uno de ellos tiene sus ventajas e inconvenientes. En este post, profundizamos en la información de cada tipo y en cómo podemos sacar lo mejor de ellos. Una vez que hayas leído este post, deberás tener la capacidad de elegir cuándo y dónde utilizar cada uno.

Contenido

Aceite Danés vs. Poliuretano

¿Qué es el aceite danés?

Los acabados de aceite gozan de gran popularidad debido a la forma en que penetran profundamente en la madera. El resultado es que no solo mejoran la apariencia de la madera sino que tambien ofrecen seguridad. Si utiliza una superficie de película como la laca, el poliuretano o el barniz, se obtiene una protección excepcional, sin embargo no hacen mucho para mejorar la superficie de la madera se ve. Con el aceite danés, obtendrá tanto protección como un aspecto excelente. La aplicación es fácil, y no tendrá que lidiar con evitar las manchas de polvo si utiliza este aceite para el acabado.

El aceite danés incluye aceite con algo de barniz y diluyente. Estos ingredientes se juntan para aumentar la calidad visual natural de la madera, mientras que al mismo tiempo proporcionan un cierto nivel de defensa. Los componentes principales del aceite danés suelen ser el aceite de linaza hervido y el aceite de Tung. Estos aceites son aceites secantes, que oscurecen y mejoran la madera con un aspecto natural a medida que se secan.

El elemento de barnizado puede ser barniz o poliuretano (que también es un tipo de barniz). A continuación, añadimos diluyente para que el líquido se extienda con mayor eficacia y penetre más profundamente en la madera. El disolvente que añadimos suele ser aguarrás o alcohol mineral (disolvente de pintura).

Cómo obtener lo mejor del aceite danés

A continuación le ofrecemos un par de consejos sobre cómo utilizar el aceite danés de la mejor manera posible:

Asegúrese de que la madera a la que aplica el aceite danés no está sellada, o el aceite no podrá impregnar la madera. Por lo tanto, evite utilizar el aceite danés en superficies que hayan sido pintadas o tengan una película de poliuretano, laca o barniz.

Para hacer su propio aceite danés, debe garantizar que está compuesto por ingredientes con representantes de secado, como el aceite de Tung y el aceite de linaza hervido. Evite añadir aceites que no sequen, por ejemplo, el aceite mineral. Si va a añadir trementina, utilizar el tipo que proviene de la madera de siempre emitirá un olor mucho mejor.

Mientras se mezcla el aceite danés, lo hace en un recipiente de cristal con tapa metálica. El plástico puede reaccionar con el aceite y puede acabar arruinando su acabado. Si utiliza un recipiente de cristal con tapa hermética, podrá conservar el aceite danés durante un tiempo considerable.

Beneficios del aceite danés

  • El acabado impregna la madera
  • Es sencillo de usar y reaplicar
  • La madera puede acabar siendo incluso resistente al agua caliente con una aplicación de aceite danés
  • Sirve como sellador o imprimación
  • Se pueden añadir pigmentos para desarrollar varios tonos de color
  • La adición de otros aceites puede dar a la superficie de la madera un aspecto brillante
  • Tras el secado, la superficie no estará pegajosa
  • Encerar una superficie acabada en aceite danés puede conferirle un gran pulido
  • El aceite danés no requiere mucho tiempo de tratamiento
  • Se pueden obtener acabados mate y satinados claros
  • La superficie resultante es ligera
  • No amarillea con el tiempo

Desventajas del aceite danés

  • Acabado de madera menos duradero
  • No se puede utilizar en tablas de cortar de madera
  • No hace nada para que el grano de la madera sea suave
  • Sólo se puede utilizar en madera desnuda
  • Requiere mantenimiento y reaplicación

¿Qué es el barniz de poliuretano?

El barniz de poliuretano es un producto de la era moderna. Cuando tenga que realizar el mantenimiento de la madera y necesite una opción rápida y sencilla para retocar su trabajo, el barniz de poliuretano acude al rescate. Intentemos comprender cuándo y cómo utilizar esta versátil alternativa de acabado de la madera.

El poliuretano es una resina artificial, y utilizamos este barniz para acabar con todo tipo de superficies de madera y no de madera. Es una película transparente, resistente al agua, al moho y a los hongos. Al secarse, el barniz de poliuretano forma un revestimiento difícil y resistente a las abrasiones. Una ventaja añadida de este barniz es que se seca mucho más rápido que otros barnices. Puede obtener el barniz de poliuretano en brillo plano o brillante.

Hay tres tipos de barniz de poliuretano: al agua, al disolvente y al aceite. La variedad al agua es la más ecológica y segura en comparación con el barniz al disolvente. Pero los de base acuosa son menos duraderos y no son tan resistentes al desgaste. Puede conseguir barnices de poliuretano específicamente indicados para su uso en superficies concretas como cubiertas, armarios, mesas y sillas.

Cómo obtener lo mejor del barniz de poliuretano

La técnica de aplicación del barniz de poliuretano es mediante espuma o brocha. Después de aplicar una capa fina, hay que dejarla secar durante la noche. Es necesario lijar ligeramente la superficie barnizada y limpiarla con una tela seca antes de aplicar la siguiente capa. Suele utilizar hasta tres o cuatro capas para obtener un acabado aceptable.

Una advertencia sobre el uso del barniz de poliuretano a base de aceite es que es muy inflamable, así que manipúlalo con cuidado. Asimismo, protéjase del líquido volátil y de los vapores utilizando equipos de protección como una máscara respiratoria y guantes.

El tiempo de secado de los barnices de poliuretano con base de disolvente puede aumentar en condiciones de frío o humedad. Es necesario garantizar que la capa anterior esté completamente seca antes de aplicar la siguiente. Tenga cuidado con el polvo, ya que el poliuretano tiene afinidad con el polvo. Asegúrese de trabajar en un lugar relativamente libre de polvo. Si está concienciado con el medio ambiente, utilizar un barniz a base de agua es una opción más ecológica.

Ventajas del barniz de poliuretano

  • El barniz de poliuretano es extremadamente resistente
  • Es fácil de usar
  • Resistente al calor y a los productos químicos
  • Soporta el desgaste, como los arañazos
  • Superficie brillante que intensifica el color de la madera
  • Desventajas del barniz de poliuretano (H3)
  • El poliuretano al agua no tiene poder de penetración y no altera el color de la madera
  • Puede dar un aspecto «plástico» a la superficie de la madera
  • Muchos tipos no son resistentes a los rayos UV
  • Puede acabar amarilleando con el tiempo
  • Puede ser difícil que otros tipos de superficies se adhieran al poliuretano
  • Es preferible no rociarlo, sino aplicarlo con una brocha
  • Relativamente más caro que el aceite danés

Conclusión

Ahora que está familiarizado con estos dos tipos de acabados para madera, podrá utilizarlos eficazmente. Como habrá observado, tanto el aceite danés como el poliuretano tienen sus ventajas y sus inconvenientes. La técnica consiste en saber cuándo utilizar cada uno. Esperamos que usted haya tenido la capacidad de comprender estos dos tipos de superficie de la madera mucho mejor que usted podrá utilizarlos eficientemente en sus proyectos futuros de la carpintería.