Una guía completa para el pulido francés

En el trabajo de la madera, el desarrollo de cualquier cosa construida en madera es sólo una parte del trabajo. Después de hacer algo de madera, requerimos aplicar una superficie a su superficie. No basta con alisar la superficie utilizando una cepilladora, una lima o una lija. Normalmente utilizamos lo que llamamos una «superficie».

Al aplicar un acabado, aseguramos la superficie de la madera contra el agua y los arañazos y abrasiones. Además de la defensa, también mejora el aspecto de la madera. Tenemos varios tipos de superficie, y entre los más populares está el pulido francés. Si observa una pieza de madera excepcionalmente pulida en un mueble o en un instrumento musical, es posible que sea madera pulida francesa lo que está viendo. La madera pulida a la francesa no sólo tiene un buen aspecto, sino que también se ha hecho un gran esfuerzo para conseguir los resultados deseados.

¿Qué es el pulido francés?

El pulido francés no es una sustancia, sino un proceso. Se refiere al uso de goma laca licuada en alcohol y aplicada a la superficie de la madera. Normalmente utilizamos el pulido francés con la ayuda de una «goma». La goma en el pulido francés no está hecha de caucho sino que es una combinación de un trapo y residuos de algodón.

Al aplicar el pulido francés a la superficie de la madera, el alcohol se evapora, dejando una película de goma laca. Una vez que la goma laca se seca, crea un aspecto refinado y elegante que ofrece a la madera un aspecto elegante.

Origen del pulido francés

La goma laca apareció por primera vez en el siglo XVI en Europa. Sin embargo, el método de pulido francés sólo surgió un par de siglos después, a lo largo del siglo XIX. Un ebanista francés empezó a utilizar la goma laca en un método particular, y su estrategia empezó a llamarse «pulido francés».

A finales del siglo XVIII, una gran cantidad de muebles se completaba con el pulido francés, prefiriendo a los aceites y ceras anteriores. Grandes muebles e instrumentos musicales como pianos, laúdes y guitarras tenían acabados de pulido francés. El pulido francés es un procedimiento increíblemente laborioso y que requiere mucho tiempo. Por ello, con la introducción de la tecnología de pulverización de nitrocelulosa, el pulido francés se abandonó en la década de 1930.

Tipos de pulido francés

El nombre «esmalte francés» hace referencia a cualquier esmalte que contenga goma laca y alcohol. En concreto, el esmalte francés se compone de una mezcla de goma laca disuelta en alcohol industrial.

La proporción típicamente aceptada para hacer el pulido francés es de 2 partes de goma laca por dieciséis partes de alcohol. Nos referimos a las distintas concentraciones de pulido francés como«cortes líquidos«. Puedes obtener cortes líquidos mucho más pesados o más ligeros variando la concentración de alcohol en la mezcla.

El color de la goma laca puede variar del naranja pálido al marrón oscuro. El pulimento francés luce mejor en maderas oscuras y claras para conseguir un tono marrón medio con más naranja. Utilizamos el pulido de botones para lograr este tono de color. Con maderas claras o blanqueadas, utilizamos el French Polish blanco, que tiene un aspecto lechoso o transparente.

Preparación de la superficie para el pulido francés

Un elemento necesario del pulido francés es la preparación de la superficie. El pulido francés es bastante sensible a las imperfecciones y manchas y aparecerán al instante bajo el pulido francés.

Es necesario limpiar y lijar bien la superficie de madera antes de aplicar el pulido francés. La preparación adecuada de la superficie es una fase esencial en la aplicación del pulido francés, y hay muchos aspectos incluidos.

La lana de acero fina y el alcohol funcionan para eliminar la grasa y la cera de la superficie. Si la superficie está muy dañada, es posible que tenga que utilizar un decapante o un limpiador de barnices para limpiarla. Si se trata de manchas persistentes, es posible que tenga que aplicar lejía para madera.

Si la madera presenta vetas abiertas, pero usted desea un acabado de espejo con el pulido francés, tendrá que aplicar una masilla. A continuación, deberá «recortar» la superficie con un gran vidrio o papel granate. Si desea modificar el color de la madera, tendrá que teñirla antes de utilizar el pulimento francés. Puede mezclar la masilla para madera y el tinte, para completar tanto el tinte como el relleno de la superficie de la madera en una sola operación.

Sólo puede teñir la madera de un color más oscuro que el existente. Si necesita un tono más claro, deberá utilizar un blanqueador de madera para aclarar la madera y luego oscurecerla hasta el tono exacto deseado.

Es muy importante tener en cuenta que si ha utilizado un tapón de madera para rellenar agujeros y grietas en la madera, siempre se verá a través del pulido. Puede pintar un patrón similar al de las vetas sobre los lugares afectados para disimular más bien los defectos.

Así pues, la preparación de una superficie de madera requiere tanta habilidad y técnica como la aplicación del pulido francés a la superficie, si no más.

Cómo aplicar el pulido francés

Ahora que su superficie está preparada, puede utilizar por fin el pulimento francés. Pero, en primer lugar, necesitas hacer una goma. Además, necesitas saber cómo utilizar una goma. Una vez hecho esto, hemos detallado los pasos necesarios para aplicar el pulimento francés.

Preparación de una goma para pulido francés

Para preparar una goma para pulir a la francesa, es necesario cubrir un paño de algodón sin pelusas alrededor de un trozo de desecho de algodón. Coge un trozo de tela cuadrado de aproximadamente 4″ X 4″ y cúbrelo alrededor del trapo de algodón para formar una almohadilla en forma de pera. La base de la almohadilla debe estar limpia y lisa. Puede variar el tamaño de la goma según sus elecciones y el tamaño del trabajo.

Cómo utilizar la goma

Sujeta la goma con tu mano dominante y pon un poco de pulimento francés en la goma para que empape los residuos de algodón. No utilices el líquido directamente sobre la cara de la goma. Ahora, exprime el exceso. Asegúrese de que no hay exceso de líquido en la goma, que producirá antiestéticas crestas en la superficie de la madera. Su goma está ahora preparada para aplicarla sobre la superficie de la madera.

Desvanecimiento

Llamamos a la primera aplicación del pulido francés «desvanecimiento». Se mueve la goma hacia delante y hacia atrás sobre la madera, asegurándose de cubrir toda la superficie. Sirve para sellar la superficie para las siguientes capas.

Dar cuerpo a la madera

Tienes que utilizar un movimiento circular y en forma de ocho para hacer más aplicaciones. Independientemente de las instrucciones con las que empiece, asegúrese de terminar a lo largo de la veta. No detenga la goma a mitad de camino, ya que creará una marca cuando el alcohol actúe sobre los acabados anteriores.

A medida que se incluyen más capas, es posible que la goma no se deslice tan fácilmente como antes. Este problema puede solucionarse frotando con el dedo un poco de aceite de linaza hervido en la base de la goma.

La fase de endurecimiento

Después de cada 4 o 5 capas, puedes dejar que la superficie se solidifique durante unas horas. Una vez fraguado, debe frotar la superficie con papel de lija de grano 320 o lana de acero de grado 0000. A continuación, limpie con un paño seco para eliminar el polvo y los restos antes de aplicar la siguiente capa.

Desengrasar

Cuando haya conseguido una capa suficiente en la superficie de la madera, puede empezar a «desespinar», lo que le ayudará a conseguir una superficie muy brillante. Para esta fase es necesario utilizar una goma nueva.

En primer lugar, utilice una mezcla de goma laca y alcohol metílico en una proporción de 2:1. Una vez seca esta capa, utilice una mezcla de goma laca y alcohol en un porcentaje de partes iguales cada una. Utilice pinceladas rápidas y ligeras, y tendrá que frotar cualquier punto manchado.

Bruñir la superficie

Puede que no necesite constantemente una superficie de espejo de alto brillo. En algunos casos, un nivel de brillo inferior será suficiente. Una superficie de pulido francés no tiene por qué tener un acabado de espejo de alto brillo cada vez, a menudo se necesita un grado de brillo más suave. Para obtener estos resultados, es necesario frotar la superficie con lana de acero ultrafina después de que la superficie de la madera se haya endurecido.

A continuación, puede utilizar un pulidor de cera para que las superficies brillen como es debido.

Conclusión

Como conclusión, podemos deducir que la aplicación del pulido francés es un procedimiento en el que te ensuciarás las manos. El procedimiento es sucio y largo. Y no es en absoluto un procedimiento fácil. Hay que saber lo que se hace. Sin embargo, si está dispuesto a esforzarse, invertir tiempo y tener suficientes conocimientos, los resultados que obtendrá merecerán la pena.