alt

Cuando pensamos en un martillo o en un mazo, nos vienen a la mente herramientas comparables. Sin embargo, el aspecto común entre un martillo y un mazo es que utilizamos ambas herramientas para dar un golpe. La principal diferencia entre un martillo y un mazo es que la cabeza de un martillo es metálica y la de un mazo normalmente no es metálica. Como trabajador de la madera, descubrirá que necesita utilizar estos dos tipos de herramientas de forma rutinaria.

En este artículo, destacamos los distintos elementos del martillo y el mazo y cómo se diferencian entre sí. Sin embargo, no vamos a entrar en los distintos tipos de martillos o mazos, ya que hemos cubierto todos esos aspectos en otro post, que esperamos que también consultes.

Hay muchos tipos diferentes en cada una de las dos categorías. Es importante saber utilizar cada tipo de martillo o mazo para poder sacarles el máximo partido. Tener una excelente colección de diferentes tipos de martillos y mazos es importante para su caja de herramientas para trabajar la madera. Por ello, entremos sin más dilación en el meollo de la cuestión.

Contenido

Martillo vs. Mazo

La principal distinción entre un martillo y una maza es que un martillo tiene diferentes partes. Un mazo, sin embargo, incluye sólo 2 partes: una cabeza y un mango. La variación de las partes de un martillo lo distingue de un mazo. A continuación, vamos a echar un vistazo más de cerca a estas dos herramientas, para entenderlas mejor.

¿Qué es un martillo?

Un martillo consta de una cabeza con peso, normalmente metálica, y un mango que puede ser metálico o no metálico. Utilizamos un martillo para clavar elementos de fijación, como clavos, en materiales blandos como la madera y los paneles de yeso para unir varias piezas. Existen varios tipos de martillos. La cabeza del martillo suele definir el uso particular que tiene un tipo específico de martillo.

Partes de un martillo

Cara

Es la parte plana de la cabeza que entra en contacto con la superficie sobre la que se da el golpe.

Ojo

El ojo cumple una función vital en un martillo. Es un orificio, normalmente cuadrado, rectangular u ovalado en sección transversal y normalmente cónico. A través del ojo se coloca el mango del martillo para conectarlo a la cabeza. La madera del mango tiene una hendidura en la parte superior. Introducimos una cuña en esta hendidura para exigir que se abra. Esta acción hace que la punta del mango quede muy ajustada dentro del ojo. Así se evita que la cabeza del martillo se desprenda del mango mientras se balancea el martillo.

Cuello

Llamamos cuello a la parte estrecha entre la cara y el ojo. El cuello no cumple ninguna función específica. Sin embargo, la forma del cuello puede variar según el tipo de martillo.

Agarre

El agarre principal de la herramienta depende de la construcción del mango. El material del mango puede ser metálico o no metálico. La estructura del mango es crucial para el éxito de la utilización del martillo. El mango de un martillo suele ser de madera, pero también puede ser de goma, nailon o cualquier otro material compuesto similar.

Garra o Pica/Pica

Un martillo suele tener una garra en el extremo opuesto a la cara. La garra en forma de V sirve para sacar los clavos de la madera o de otras superficies blandas. No todos los martillos tienen garras. En cambio, algunos martillos tienen un extremo redondeado opuesto a la cara llamado«peen». Este tipo de martillo se denomina «peen» o «pein hammer». La cabeza suele ser redonda, pero a veces puede ser plana. La forma de la cabeza define la función particular que cumple.

¿Qué es un mazo?

Un mazo se parece a un martillo, pero la distinción depende de su cabeza no metálica. Los mazos se utilizan para golpear suavemente una herramienta o una tarea. La función de un mazo es dar un golpe sin embargo sobre un producto blando, asegurándose de no dañar la tarea. A diferencia de la cabeza metálica de los martillos, los mazos tienen en realidad cabezas de diversos materiales, dependiendo de la finalidad de cada tipo.

¿Por qué utilizar un mazo frente a un martillo?

Como hemos señalado anteriormente, el producto blando de la cabeza de un mazo evita que se dañe el producto blando sobre el que se está trabajando. Utilizamos un mazo para formar cosas. También lo utilizamos para golpear algo blando como un mango de escultura de madera o plástico. También se puede utilizar un mazo para golpear varias piezas para colocarlas juntas, donde probablemente se dañarían si se golpearan con un martillo.

La cabeza de un mazo es casi siempre la misma por ambos lados. La construcción es así porque el propósito de un mazo es constantemente golpear una superficie. Un mazo nunca tiene múltiples funciones como un martillo. Nunca lo utilizamos para espiar o extraer clavos. A diferencia de los martillos, normalmente utilizamos una fuerza moderada mientras utilizamos mazos. Debido a este factor, el trato con un mazo a menudo se pega con pegamento a la cabeza. Rara vez utilizamos una cuña para proteger el mango a la cabeza de un mazo el método que hacemos en el caso de un martillo.

¿Cuándo utilizar un mazo de goma?

Puedes utilizar un mazo de goma cuando necesites dar un golpe aún más suave que el de un mazo de madera. Estos mazos tienen un gran uso en la conformación de láminas de metal y en los trabajos de tapicería. He aquí un par de usos prácticos de las mazas de goma:

  • Golpear las baldosas de cerámica para colocarlas en su sitio
  • Utilización en suelos laminados
  • Para fijar tiras sin tacos en alfombras
  • Examinar la profundidad de una zona imperceptible golpeando en una tubería o detrás de una pared
  • Trabajar en juntas de PVC y CPVC para golpear las partes macho y hembra juntas

¿De qué tipo de madera están hechas las mazas?

Los mazos de madera que generalmente vemos en el mercado son de diferentes tipos de madera como rosa, nogal, arce y fresno. Existe un gran debate sobre la mejor madera para fabricar las cabezas de los mazos. En el Reino Unido, la madera tradicional para fabricar mazos es el haya. Sin embargo, los mazos personalizados parecen ser un concepto popular. Si entra en los foros de carpintería en línea, descubrirá gente que ha hecho mazos con una variedad de tipos de madera. El consenso general parece ser que la madera que compone un mazo no debe ser ni demasiado dura ni demasiado blanda.

¿Qué es un mazo de carpintero?

Dado que el mazo de carpintero goza de un estatus popular en las operaciones de carpintería, hemos considerado oportuno darle una referencia. No obstante, si le interesa obtener más información sobre los mazos, encontrará todo lo que necesita saber en otro artículo que hemos publicado.

El mazo de carpintero está hecho completamente de madera. Su cabeza suele tener forma cuadrada. Podemos hacer un buen uso de la maza de carpintero para tareas de ensamblaje. También podemos utilizarlo para ayudarnos en la inserción de clavijas, el esculpido y el golpeo básico. El mazo de carpintero es muy respetuoso con las chapas metálicas y las superficies delicadas, por lo que presenta menos riesgo de daños.

Conclusión

Así pues, llegamos al final de esta interesante conversación sobre el martillo y el mazo. Seguramente se sorprenderá al comprender la cantidad de información que puede obtener con respecto a los martillos y mazos. Si eres un trabajador de la madera, te resultará difícil terminar un solo trabajo sin utilizar al menos una de estas importantes herramientas. Es necesario saber distinguir entre un martillo y un mazo y cómo utilizar cada uno de ellos. Le ayudará a trabajar mucho mejor en sus proyectos de carpintería. Cuanto más aprendas sobre las herramientas que utilizas, mejor serás en lo que haces.