Cuando insertas o conectas un nuevo dispositivo en tu máquina Windows, el sistema operativo lo detecta y, si es compatible, muestra un montón de opciones de Reproducción Automática. Al seleccionar la opción de Reproducción Automática, puedes interactuar fácil y automáticamente con el dispositivo conectado. Lo bueno de la opción de Reproducción Automática de Windows es que puede admitir diferentes tipos de contenido como aplicaciones, música, vídeo, etc.

Por muy útil que sea, una vez seleccionada la opción de Reproducción Automática el sistema operativo Windows la recordará y ya no le preguntará qué hacer cuando se conecte el dispositivo de hardware con el mismo contenido.

Esto puede ser bastante frustrante a veces, y si alguna vez quieres hacerlo, aquí tienes cómo puedes evitar que Windows recuerde las opciones de Reproducción automática.

Usando el Editor de Políticas de Grupo

Usar el Editor de Políticas de Grupo para evitar que Windows recuerde la opción de Reproducción Automática es fácil. Sin embargo, el Editor de Políticas de Grupo sólo está disponible para los usuarios de las versiones Pro y Enterprise, así que asegúrate de que utilizas alguna de ellas.

Para comenzar, presione «WIn + R», escriba gpedit.msc y presione el botón Enter para abrir el Editor de Políticas de Grupo.

Una vez abierto el Editor de Políticas de Grupo, navegue hasta la siguiente política: «Configuración del equipo -> Plantillas administrativas -> Componentes de Windows -> Políticas de reproducción automática».

Haga doble clic en la política «Impedir que la reproducción automática recuerde las opciones del usuario» que aparece en el panel derecho. Esta acción abrirá la ventana de configuración de la política. Seleccione el botón de opción «Activado» y haga clic en el botón «Aceptar» para guardar los cambios.

A partir de este momento, Windows no recordará las opciones de reproducción automática. Si alguna vez quieres revertir los cambios, simplemente selecciona los botones de opción «Desactivado» o «No configurado» y listo.

Uso del Editor del Registro de Windows

Si no tienes acceso al Editor de Políticas de Grupo de Windows, también puedes utilizar el Editor del Registro para lograr lo mismo. Para ello, pulse «Win + R», escriba regedit y pulse el botón Intro para abrir el Registro de Windows.

Una vez abierto el Editor del Registro, navegue hasta la siguiente clave

HKEY_LOCAL_MACHINENSOFTWARENMicrosoftNWindowsNCurrentVersionNPoliciesNExplorer

Ahora tenemos que crear una nueva clave. Para ello, haz clic con el botón derecho del ratón en el panel derecho y selecciona la opción «Nuevo» y luego «Valor DWORD (32 bits)».

La acción anterior creará una nueva clave; simplemente renómbrala «DontSetAutoplayCheckbox» y pulsa el botón Enter.

Haga doble clic en ella, introduzca los datos del valor como «1» y haga clic en el botón «Ok» para guardar los cambios.

Simplemente reinicie o cierre la sesión del sistema, y Windows ya no recordará las opciones de reproducción automática del usuario. Si alguna vez quieres revertir los cambios, cambia los datos del valor a «0», o simplemente borra la clave recién creada.

Comenta a continuación tus opiniones y experiencias sobre el uso de los métodos anteriores para evitar que Windows recuerde las opciones de reproducción automática del usuario.