Crear una emisora de radio por Internet con un presupuesto limitado

Gracias a la revolución de los podcasts, ahora es posible transmitir al mundo usando sólo tu ordenador y un micrófono. Evidentemente, es posible que necesites algo más, pero eso es lo básico. ¿Qué más necesitas saber para tener tu propia emisora de radio?

En este artículo te contamos cómo grabar tus programas, cómo secuenciarlos y emitirlos automáticamente mediante un servicio de alojamiento y cómo emitir en directo.

Ideas para los programas

Ideas para algunos programas: tertulias, programas musicales, noticias, documentales, lo que quieras. Es tu emisora de radio. Pero no puedes poner cualquier cosa, como música pop comercial, por ejemplo.

Busca en Google «derechos de emisión de música en la radio» o visita esta página de Wikipedia para obtener más información sobre los derechos de emisión. Podrías ser demandado, así que ignóralo por tu cuenta y riesgo.

Tienes que asegurarte de que lo que estás reproduciendo está autorizado para su emisión. Lo más seguro es la «Podsafe music» o música segura para su difusión porque el artista ha permitido que esos derechos sean libres. Busca en Google «podsafe music» para encontrar las fuentes. También puedes recurrir a las listas para empezar.

Por supuesto, nada te impide difundir tu propia música, que es la más segura de todas.

Grabación de programas

En el nivel más sencillo, puedes simplemente grabar voz o música directamente en tu ordenador con un software de audio de código abierto como Audacity. Conecta un micrófono USB de buena calidad y unos auriculares decentes para la monitorización, pulsa Grabar y listo. O puedes matar dos pájaros de un tiro con unos auriculares USB como éstos.

La mezcla de la voz con la música o los efectos de sonido también puede hacerse en Audacity, pero, por supuesto, deberías utilizar estaciones de trabajo de audio digital (DAW) como Garageband o Logic si las tienes.

Recuerda que los profesionales separan el proceso en tres pasos: grabar o «rastrear», «mezclar/editar» o combinar trozos de audio, y «masterizar» o equilibrar el audio para obtener un volumen óptimo de salida.

Un tutorial completo sobre cómo hacer esto queda fuera del alcance de este artículo, pero hay muchos tutoriales en la web. La versión abreviada es grabar lo que quieras, cortar las partes malas y combinarlas y ponerlas en capas de forma que sean agradables y estén bien equilibradas, sin tener en cuenta la sonoridad general. Sólo tienes que hacer que todo encaje. Si suena distorsionado, baja el nivel de todo hasta que no lo esté. Luego carga la pista terminada en Audacity, elige «Efecto -> Compresor» y acepta los valores predeterminados.

Transmitir en directo

También puedes emitir en directo. Incluso puedes organizar una llamada telefónica para la gente de tu zona (siempre que conectes la salida del teléfono a tu mezclador). Para emitir en directo necesitarás una mesa de mezclas, así como auriculares y micrófonos. La mesa de mezclas sirve para combinar la música y otras cosas con la transmisión en directo de los micrófonos. También puedes utilizar un software de DJ.

Junto con estas cosas vas a necesitar algún tipo de software para enviar el audio en vivo a un servidor de SHOUTcast en la web en algún lugar (más sobre esto en un minuto). Aquí hay dos opciones para empezar.

Mixxx es un software gratuito de código abierto para DJs que te permite poner en escena canciones y hablar entre ellas. También cuenta con dos decks para hacer un poco de mashup. Opcionalmente, envía la salida directamente a tu servidor SHOUTcast o ICEcast. Disponible para Windows, Mac OS X y Linux.

Butt– emitido por Daniel Noethen funciona en Windows, Linux y Mac OS X y es gratuito para uso ilimitado. Butt es una aplicación de código abierto y multiplataforma para conectar su computadora a su servidor SHOUTcast y codificará y transmitirá el audio desde su micrófono o entrada de línea.

Una vez que tengas todo eso necesitarás un servidor de SHOUTcast para transmitir al mundo.

Hospedaje de la estación

Hay muchos servicios por ahí que albergan las estaciones de radio y proporcionan direcciones URL donde las computadoras y las radios de Internet pueden encontrarte, además de suministrar métodos de reproducción de material grabado cuando no estás transmitiendo en vivo.

Para que te hagas una idea de los costes, Voscast, por ejemplo, aloja tus emisoras de radio, y lo único que tienes que hacer es pagar una cuota mensual (basada en la cantidad de ancho de banda que necesites) y subir tus programas. Cobran lo siguiente:

  • 6,95 dólares para 24kbps
  • 8,95 dólares para 32kbps
  • 12,95 $ para 48kbps
  • 16,95 $ para 64kbps
  • 24,95 $ para 96kbps
  • 32,95 dólares para 128kbps

¿Cuál es un buen tamaño de ancho de banda para un programa? Mucho menos de lo que crees. La radio suele tener una calidad muy inferior a la del CD, y muchos de los programas de la radio por Internet tienen 32kbps o 64kbps. Evidentemente, si vas a emitir música en estéreo de alta calidad, vas a necesitar todo el ancho de banda que puedas permitirte, pero para la mayoría de las aplicaciones, 32 o 64kbps serán suficientes.

Voscast también ofrece una suscripción gratuita a AutoDJ para que puedas reproducir programas grabados de tu agenda (archivos que subes a su servidor) cuando no estés emitiendo en directo o si sólo reproduces programas grabados y no quieres tener tu ordenador sirviéndolos todo el día.

¿Has tenido alguna experiencia con la radio por Internet? ¿Tienes alguna pregunta sobre la creación de una emisora? Háznoslo saber en los comentarios de abajo.