Durante milenios, nuestro concepto de la guerra se ha inspirado en las innumerables batallas en las que la gente se enfrentaba y se acuchillaba con cuchillas afiladas. La invención del arma de fuego, por derecho propio, ha acabado por cambiar la imagen que tenemos de la guerra, en la que los soldados se disparan a distancia con la esperanza de abrumar al enemigo y reducir su número. En cierto modo, la mayor parte del mundo lucha en guerras que implican violencia física. Sin embargo, con la creciente dependencia de las instituciones gubernamentales y de los ciudadanos de las naciones de todo el mundo de Internet, hemos encontrado un nuevo escenario en el que librar nuestras peleas más sucias. Bienvenidos al mundo de la ciberguerra.

Definición de la ciberguerra

ciberguerra-mapa mundial

En 2010, un hombre llamado Richard Alan Clarke -antiguo Coordinador Nacional de Seguridad, Protección de Infraestructuras y Antiterrorismo de Estados Unidos- dio una definición sencilla y elegante de la ciberguerra en su libro Cyber War

: describió la ciberguerra como

La propia definición es muy vaga a propósito, y abarca no sólo la interrupción de instituciones nacionales como la NSA o el FBI, sino también la infiltración de sistemas de los que dependen los ciudadanos para realizar sus actividades cotidianas. Mi definición personal es un poco más simple: un estado de guerra cibernética ocurre cuando el gobierno de otro país se involucra explícitamente en una violación del sistema o cualquier otro tipo de interrupción de la infraestructura fuera de sus fronteras.

Tipos de ciberguerra

Hombre en un puente de Brujas, Bélgica.

Hay muchas formas en las que otro gobierno puede causar daños a la infraestructura de otra nación. Por suerte, todas ellas encajan en un pequeño conjunto de categorías.

Elespionaje

se utiliza para describir un evento en el que un gobierno realiza una violación de datos. Se trata de una forma muy «suave» de guerra, ya que los servicios no suelen interrumpirse y los datos no se eliminan del sistema. Uno de estos casos es el conocido como «Titan Rain». El gobierno federal de EE.UU. sufrió una violación de datos durante tres años completos en 2005. Aunque las pruebas dejadas sugieren que China puede haber estado involucrada, nadie está realmente seguro de quién ejecutó los ataques.

Lainterrupción del servicio

es, con mucho, el tipo más común de ciberguerra. Los hackers realizan un ataque de denegación de servicio distribuido (DDoS) que abruma los servidores del gobierno o del sector privado. Este fue el caso en 2007, cuando Estonia sufrió ataques contra su parlamento, bancos y muchas otras organizaciones en medio de un desacuerdo con Rusia. En el peor de los casos, una organización gubernamental podría ir un paso más allá e interrumpir servicios civiles necesarios, como la red eléctrica.

Elsabotaje

se produce cuando un grupo de individuos son plantados por otro gobierno para causar todo el daño que puedan a los sistemas de su país anfitrión. Esto es un poco más raro en el mundo desarrollado, teniendo en cuenta la cantidad de medidas de seguridad que existen para evitar que algo así ocurra.

¿Guardará la gente sus armas ahora?

ciberguerra-militar

Ya se ha planteado la pregunta: ¿la ciberguerra acabará eliminando al soldado de a pie de los conflictos?

En mi humilde opinión, dudo que esto vaya a suceder. Más bien, la ciberguerra sólo será una nueva arma en el arsenal de los recursos militares de un país. Estados Unidos lleva mucho tiempo utilizando contramedidas contra sus enemigos para bloquear sus radares y detener sus artefactos explosivos improvisados. En lugar de sustituir la pólvora y el blindaje de acero, lo que hacemos es aumentar su eficacia rodeándolo de un sinfín de tecnologías útiles. La piratería informática será probablemente una nueva actividad militar cuando las naciones en desarrollo o desarrolladas luchen entre sí.