La monitorización de los recursos del sistema es una de las tareas más frecuentes que realizan los administradores de sistemas. En Linux hay varias herramientas disponibles para esto, incluyendo top, free, htop, y más, pero una herramienta que se destaca es collectl, principalmente por sus capacidades. En este artículo, discutiremos los fundamentos de collectl junto con las características que proporciona.

Collectl

Como su nombre indica, collectl recoge datos que describen el estado actual del sistema. Tiene la capacidad de monitorear casi cualquier subsistema, pero su mayor fortaleza es que puede monitorear diferentes parámetros al mismo tiempo, en comparación con otras herramientas que sólo miden un parámetro específico del sistema.

Según la página de manual, puede utilizar collectl para mostrar información específica de los siguientes subsistemas:

SUBSISTEMAS DETALLADOS b – buddy info (fragmentación de la memoria)c – CPUd – Diskf – Datos NFS V3i – Inode y Sistema de Archivosj – Interruptsl – Lustrem – Memoryn – Networkss – Socketst – TCPx – Interconnecty – Slabs (caches de objetos del sistema) SUBSISTEMAS DETALLADOS C – CPUD – DiskE – Datos ambientales (fan, energía, temperatura), a través de ipmitoolF – Datos NFSJ – InterrupcionesL – Detalle OST de Lustre O detalle del sistema de archivos del clienteM – Datos del nodo de memoria, que también se conoce como datos numaN – RedesT – 65 contadores TCP sólo disponibles en formato de gráficoX – InterconexiónY – Losas (cachés de objetos del sistema)Z – Procesos

Las opciones en minúscula y en mayúscula especificadas anteriormente permiten realizar mediciones breves y detalladas de los subsistemas correspondientes respectivamente – para monitorizar y medir un subsistema en particular, se debe utilizar la opción -s junto con la opción específica del subsistema. Vamos a discutir algunas de las características importantes del comando collectl.

Nota: Todos los ejemplos utilizados en el artículo han sido probados en Ubuntu 14.04

Descarga/Instalación

Puede descargar e instalar la utilidad de línea de comandos en sistemas basados en Debian utilizando el siguiente comando:

sudoapt-get install collectl

Si estás en alguna otra distribución de Linux, puedes obtener la última versión de la herramienta desde el sitio web del proyecto y compilarla desde el código fuente.

Salida por defecto

Cuando el comando se ejecuta sin ninguna opción, esto es lo que se obtiene:

collectl-default-output

Puedes ver que los comandos registran el uso de la cpu, el io del disco y la actividad de la red (equivalente a pasar cdn como opciones de la línea de comandos) cada segundo. Como la salida sigue creciendo, puedes pulsar «Ctrl + C» para detener la ejecución del comando.

Monitorizar el uso de la CPU

Para mostrar un resumen del uso de la CPU, utilice la opción -sc

collectl -sc

collectl-cpu-summary

y para mostrar una salida detallada, utilice la opción -sC

collectl -sC

collectl-cpu-detail

Del mismo modo, puede supervisar la memoria con las opciones -sm y -sM, el uso del disco con las opciones -sd y -sD, etc.

Supervisar varios subsistemas

Supongamos que desea supervisar el uso de la CPU, la memoria y el disco juntos; puede hacerlo pasando las opciones de línea de comandos correspondientes junto con la opción -s. A continuación se explica cómo hacerlo:

collectl -scmd

collectl-multiple-subsystems

Así, puede ver que el comando produjo información relacionada con los tres subsistemas.

Tiempo de visualización

Dado que la salida de collectl se actualiza después de un intervalo de tiempo establecido, también puede pedirle al comando que muestre información de tiempo al principio de cada línea de salida. Esto se puede hacer utilizando la opción -oT.

collectl -oT

tiempo de recogida

Ahora puede ver que se ha añadido una marca de tiempo a cada línea de la salida.

Listar procesos como top

También puede utilizar el comando collectl para mostrar la salida de la misma manera que lo hace el comando top. Para ello, debe utilizar la opción –top.

collectl –top

collectl-top

De este modo, puedes ver que la salida contiene información específica de los procesos.

Para obtener más información sobre el comando, consulte su página de manual.

Conclusión

Esto ha sido sólo un breve resumen de lo que collectl es capaz de hacer, ya que apenas hemos arañado la superficie.

Proporciona toneladas de opciones, y cuando se utiliza correctamente, puede resultar ser una navaja suiza para la monitorización del sistema en Linux. ¿Has utilizado alguna vez collectl? ¿Cómo fue tu experiencia? Comparte tu opinión en los comentarios de abajo.